viernes, 16 de marzo de 2012

                     5ª ESTACIÓN- PISO 3ºA

JESÚS QUIRINO.A AYUDA A JESÚS

La mitad de los beneficios que obtenía de su empresa, los empleaba en donaciones a los más necesitados. Sus horas libres, en ayuda a discapacitados. Si algún invidente esperaba en un semáforo, allí estaba él, dispuesto a acompañar al hermano a cruzar la calle. No era agraciado físicamente ni tenía cualidades especiales como don de gentes o inteligencia destacada. Desde niño se sintió movido por la compasión. No tuvo suerte con las mujeres. Nunca encontró el apoyo de un hombro en sus soledades ni conoció la ternura de un hijo en sus brazos. Los amigos se reían de él: "santito" le llamaban con burla. Pero Jesús Quirino.A, el vecino del 3ºA, salió adelante en la vida con su tiendecita de repuestos de automóvil. Allí vendía y si alguien no podía pagar el artículo, él se lo regalaba. Nunca pensaba mal de nadie. Era inocente y limpio de corazón. Dispuesto a cargar con el extremo de la cruz de quien lo necesitase. Así era Jesús Quirino. Buena persona. Por ello abusaban de él.
la empresa quebró, malos tiempos...Pero a Jesús Quirino nadie lo ayudó. "Que le auxilien los santos, ya que es tan bueno" decían con retranca los vecinos de la comunidad, entre los que se hallaba alguien a quien él había ayudado en alguna ocasión.
Nadie cargó con el extremo de su cruz cuando lo necesitó. Jesús Quirino no entendía nada...pero perdonaba..,
Jesús Quirini amaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario