martes, 10 de abril de 2012

        POEMAS FUGACES

Llueven mis ojos agujas de acero pinchando la mar,
que protesta convulsa plegándose en olas.
Recuerda, me dice, eres bautizada en pureza de agua.
Y se brinda en sutil espejo donde mi alma refleja,
para aquietar mi torpeza de agotado penar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario