martes, 5 de marzo de 2013

POEMAS DE AMOR Y DESAMOR PARA PEQUEÑOS INTELECTUALES

NO ERAS ÉTER

Como Aristóteles, pense,
que eras mi quinto elemento;
el éter de los cielos
que hacía resplandecer
restos de un alma,
de amor necesitada;
ávida.

¡Cuánta equivocación!

Ni éter eras,
ni quintaesencia después;
ninguna pureza en ti.
Corrupción y muerte,
sin más;
un simple elemento:
imperfecto
mortal
opaco.

2 comentarios: