martes, 4 de junio de 2013

ECOLÓGICA

Si no lo veo no lo creo:
Ayer, tan tranquilo el mar
y hoy...
está muy enfadado, parece.
No pensé yo que tuviera
ese carácter tan fuerte.
¡Qué violencia cuando se le incomoda!
¿Qué le ocurrirá?
Ya sé:
se le ha meado encima un barco
con treinta toneladas de orina sucia
¡claro!
¿cómo no va a estar enojado?
¡que nos orinen encima
a cualquiera de nosotros!
y además...
¡nos lo bebamos!

2 comentarios: