lunes, 20 de octubre de 2014

CUENTOS DE ANITA LUNARES

CORTESÍA

Cuando Aniana intenta salir del portal de su casa ve que, al otro lado de la puerta de la calle, hay una persona que intenta entrar. Mientras Aniana abre la puerta se fija entre los cristales que la persona que intenta entrar es una mujer. La puerta se abre y la señora ( por decirlo de alguna manera) pasa dando un empellón sin saludar ni dar las gracias, dejando a Aniana sujetando la puerta con un palmo de narices.
Aniana, indignada por la mala educación de la susodicha la mira y, con sarcasmo, dice: "Muy buenos días" y le hace una reverencia a "su majestad" que no recoge la indirecta y con cara de idiota( debía de serlo por el gesto) sonríe a Aniana mostrando sus irregulares dientes ubicados dentro de una pequeña y torcida boca situada en una fea cara. Por supuesto "su majestad" sube las escaleras sin saludar a Aniana.
Aniana se queda con los ojos planos.

3 comentarios:

  1. Jajaja. El problema es que de esas hay muchas.

    ResponderEliminar
  2. Este año como cada año, nuestro tren parara en alguna estación, depende de cada uno de nosotros dejar ir a la tristezas, miedos, frustraciones, malos momentos, desamor. Agradece a cada uno de ellos.. su compañía y sus enseñanzas, aunque hayan sido dolorosas, déjalos ir, déjalos bajar de este tren. Deseo que en esta parada, a tu tren suban miles de bendiciones, sueños alcanzables, amor, abundancia, fuerza y determinación para seguir tu viaje.
    Hoy en mi vagón quedaran puestos desocupados y espero te sientes a mi lado para compartir junt@s este nuevo viaje. FELIZ NUEVO COMIENZO EN ESTE AÑO 2015!!!

    ResponderEliminar