lunes, 9 de noviembre de 2015

DESAMORES

Dicen que el amor duele. Y es cierto. Pero lo que no cuentan tanto es el dolor que un desamor produce;cualquier tipo de desamor.
Ese con el que los "amigos" te regalan en los morros cuando menos lo esperas.
Ese desplante y/o ninguneo con el que te obsequian amablemente en el momento más inesperado.
Ayer mismo...sin ir más lejos...Quedo con una "amiga" para ir a verla a un congreso. Llego. Y tras un brevísimo saludo cargado de prisas y alteraciones me comenta: "perdona, sólo 5 minutos, me voy a tomar un café" y sale disparada hacia una mesa a la que estaban sentadas unas "celebridades" quienes no hicieron ni puñetero caso a mi querida "amiga"
Los 5 minutos se prolongaron a 500 y ella, la "amiga", me hace señas desde lejos con las manos para que me acerque al círculo de tan honorables personas. Me acerco y respondo que no, que es su círculo y que no quiero entrometerme. Me responde la susodicha: "No importa, mujer, no pasa nada, un ratito"( remarcando ratito por si se me hubiese pasado por la chola estar mucho tiempo entrometiéndome). Me siento a la mesa, encontrándome harto incómoda, y observo que las "celebridades" hacen caso omiso a mi inteligente amiga, y a mí, por supuesto; es más: se levantan al poco y se largan...
Vamos, que está bien lamer el culo a personas que están más arriba en el escalafón, si se pretende sacar algo en positivo; todos lo hacemos. Pero arrastrarse como fregonas por el suelo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario